Previniendo las Quemaduras

Previniendo las Quemaduras
Previniendo las Quemaduras

Así como el ser humano ha sido acompañado de muchos avances en ciencia y tecnología, también ha sido acompañado de otros eventos menos positivos, como por ejemplo las quemaduras. Como humanidad hemos hecho avances a través de tratamientos, materiales y técnicas quirúrgicas que tratan las quemaduras. Mejoras en el factor humano también incluyen las diferentes actividades de prevención. Con ello se reduce el número de pacientes que se tratan en los hospitales y clínicas.

En primer lugar, te recomiendo no dejar que los niños estén en la cocina mientras preparas los alimentos. Habiendo dicho esto, a continuación, te muestro las herramientas más relacionadas con accidentes caseros:

En el baño:

Destapacaños: Ácido sulfúrico
La lejía mezclada con soda cáustica es una mezcla peligrosa ya sea por contacto o por inhalación.

Cocinando:

Ollas de presión: Contiene líquidos calientes
Cacerolas: Llama creadas por el aceite o aceite caliente
Microondas: Ceras para depilar o líquidos
Platos, tazas y vasos: Derramamiento de líquidos
La puerta del horno: Al hacer contacto, en lo particular los niños

Lista de lesiones más frecuentes:

Cuidado y vigilancia de los niños especialmente con el manejo de pólvora
El escape de las motos
Sprays o lociones al estar cerca de fuentes de calor (como las velas)
La gasolina en barbacoas y alcohol para quemar

En la casa:

Enchufes, corriente eléctrica, plancha de ropa (ya sea por su vapor o al hacer contacto)

Qué hacer si te quemas de alguna de estas maneras:

  1. Es básico tomar distancia de la fuente de quemaduras: agua caliente, llama, sólido caliente, electricidad, vapor, etc.
  2. Enfría la parte afectada. Utiliza agua fría de 9 a 16 minutos según el agente de quemadura
  3. Cuando se enfría la parte corporal afectada la piel puede quedar roja (eritema) con molestia o algo de dolor (debido a una llama superficial, agua caliente o inclusive quemaduras solares)
  4. Puedes calmar esta molestia con la aplicación de cremas para hidratar o una tela fría.

Qué hacer según el caso

Si de da la pérdida de piel, ampollas o placas de color anacarado o blanco entonces mantén la zona afectada tapada con una toalla, gasa, sábana, etc. Si aparece dolor puedes aplicar agua fría sobre las coberturas.

Los ancianos y los niños pueden necesitar de atención especial para sus quemaduras. Si la quemadura es en el cuello, cara, manos, articulaciones mayores, periné o ingles, entonces deberán ser evaluadas por un profesional de la salud especializado.

Ante todo, recuerda que, si las quemaduras te causan mucho dolor, debes acudir a un centro de salud. También si las lesiones no tienen mayor extensión. En caso de lesiones más extensas debes llamar a emergencias en tu teléfono o acudir a la sección de urgencias en un hospital.

Como puedes ver, la mayoría de los casos se pueden prevenir. Es crucial analizar en qué partes tienes propensión o vulnerabilidad hacia las quemaduras y tomar medidas para evitarlas. Esta prevención te llevará a mantenerte saludable y te proporcionará calidad de vida al tener paz mental debido a que estás haciendo lo posible por tu salud y la de tus seres queridos.

Esta información merece ser compartida...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*